Menú Cerrar

INGENIERIA TERMOMECANICA

Aire acondicionado y Calefacción

Ventilación de locales Gastronómicos, Garajes y Depósitos

Presurización de vías de escape y control de humos

Auditorías energéticas

Asesoramiento para alcanzar la Certificación Edge

En todo proyecto es muy importante contar con asesoramiento técnico termomecánico desde el inicio, en algunos casos desde el estudio de la implantación en el terreno de la obra, definiendo las fachadas y materiales de la envolvente, hasta la selección del sistema de climatización adoptado.

El proyecto termomecánico permitirá

  • Lograr un diseño eficiente considerando aspectos bioclimáticos y un adecuado factor de transmitancia térmica de los cerramientos proyectados.
  • Definir el sistema más conveniente de climatización para el caso en estudio.
  • Optimizar los recorridos de cañerías de refrigerante, de aire o de agua evitando interferencias con otras instalaciones y proyectando adecuadamente la disposición de equipos, cañerías, salas de máquinas e instalaciones complementarias.
  • Comparar presupuestos que garanticen una instalación confortable y racional.
  • Evaluar y tomar medidas que permitan certificar la obra, garantizando una reducción en los gastos de funcionamiento.

Calidad del aire interior (IAQ)

La buena calidad del aire interior para sus ocupantes se alcanza a través del aumento de los rangos de ventilación, filtrado y el control de contaminantes. Las normas ASHRAE 62.1 y 62.2 especifican las medidas y recomendaciones necesarias para alcanzar dicho objetivo.

Estudios recientes revelan que los edificios con buena calidad ambiental global pueden reducir el índice de enfermedades respiratorias, alergias, el asma, los síntomas del edificio enfermo y mejorar el desempeño del trabajador.

La productividad de las personas está directamente relacionada con las condiciones de confort. Estas incluyen la temperatura, la buena calidad del aire interior y en la medida de lo posible maximizar la iluminación natural y priorizar las visuales al exterior.

Ventilaciones

En las cocinas se deben ejecutar sistemas de captación de todo tipo de olores, vapores y humos en la fuente misma de producción eliminándolos a los cuatro vientos para evitar la difusión de los mismos a los locales contiguos. Los sistemas de ventilación mecánica están compuestos por una o más campanas que cubran totalmente los planos de cocción, sistemas de filtrado y extinción de incendio y un sistema de conductos de extracción de aire.

Esta instalación estará combinada, en aquellos locales que en forma directa o indirecta compartan ambientes acondicionados, con un sistema de inyección de aire exterior filtrado de compensación.

                  • Diseño de campanas
                  • Sistemas de filtrado
                  • Sistemas de extinción de incendio
                  • Cálculo y Diseño de conductos

Los sistemas de presurización de escaleras deben garantizar presión positiva en toda la caja ante una emergencia de incendio evitando el ingreso de humo hacia ellas, ya sea por infiltración o debido a la apertura de puertas. Este sistema debe permitir la evacuación total del edificio en combinación con un diseño resistente al fuego de la caja de escaleras. El sistema está compuesto por un electroventilador centrífugo de inyección, una red de conductos de distribución, rejillas de alimentación y un  sistema de detección y control que permita mantener la presión diferencial en los rangos adecuados.

Cálculo de acuerdo a las siguientes normas:
  • Norma Europea UNE EN 12101-6
  • Recomendaciones de ASHRAE para vías de escape.
  • COVENIN 1078

El objeto de ventilar es asegurar una calidad de aire que no afecte la salud ni el confort de las personas, por lo tanto, la solución consiste en aportar aire exterior de calidad adecuada, en todo el espacio a tratar, con el fin de diluir la concentración de las sustancias contaminantes por debajo de límites admisibles.

Los motores producen escapes con contenidos importantes de monóxido de carbono CO, dióxido de carbono CO2 y trazas de hidrocarburos no quemados.

Lo más grave es la emisión de CO, con sus riesgos conocidos, ligado al tiempo de exposición. La tasa de ventilación requerida para diluir CO a niveles aceptables es generalmente satisfactoria para controlar el nivel del resto de los contaminantes.

Los sistemas mixtos (inyección y extracción) son los más efectivos y deberían considerarse en toda instalación de ventilación mecánica.

Si bien los sistemas de extracción de aire son los más frecuentes, la distribución de aire limpio diluyente en todo el estacionamiento sólo se garantiza por la inyección.

Eficiencia energética

Una edificación energéticamente eficiente es aquella que minimiza el uso de las energías convencionales (no renovables) generando un importante ahorro en el consumo mensual de energía sin sacrificar las condiciones interiores de confort ni la productividad de las personas que lo habitan.

En general en la construcción se buscan bajos costos de construcción sin considerar los futuros costos de mantenimiento, funcionamiento y climatización.

Un proyecto energéticamente eficiente debería lograr un diseño sustentable desde la envolvente térmica del edificio y un diseño bioclimático que incluya la forma y la orientación del edificio, un diseño solar pasivo y el uso de la iluminación natural, con una amortización razonable y un consumo responsable, sin perder de vista que la eficiencia no es un fin en si mismo sino parte de una solución que garantice el confort y un ambiente saludable.

Auditorías energéticas

Consisten en un análisis profundo de los niveles y formas de consumo de energía en edificios existentes, en la que se identifican y evalúan oportunidades de ahorro de energía, desde medidas sencillas de bajo costo hasta otras más complejas estimando el potencial de ahorro a obtener, la inversión requerida y el tiempo de recupero de la misma.
Este método está basado en el manual de procedimientos 90.1 para auditorías energéticas y el Standard 100 sobre eficiencia energética en edificios existentes, ambos de ASHRAE.

Sustentabilidad

Los edificios en conjunto consumen mayor energía que cualquier sector de la economía, mundialmente representan el 39% del consumo total (más que cualquier otro rubro, antes que el transporte y la industria) y son la principal fuente de incremento del dióxido de carbono CO2 en la atmósfera, responsable del cambio climático.

Representan el 17% del uso de agua potable y el 25% del uso de la madera

La mayoría de las emisiones provienen de la combustión de los combustibles fósiles usados para la generación de la energía necesaria para la provisión de frío, calor e iluminación a todos los equipos y sistemas que lo componen.

Algunos números.

  • Del total de la energía consumida en un edificio el 75% corresponde a climatización e iluminación.
  • La matriz energética argentina indica que el 27% de la energía total consumida corresponde a vivienda en un porcentaje de 63% de gas y 25% de energía eléctrica.
  • Para la generación de energía eléctrica en nuestro país el 60% de la energía primaria consumida es gas y petróleo. El resto proviene de fuentes renovables como la hidroeléctrica en un 33%, nuclear 5%, eólica y solar2%.

Certificación Edge

El sistema de certificación EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies)  fue creado por la Corporación Financiera Internacional IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial para los mercados emergentes.

EDGE

Permite a los constructores y propietarios optimizar
sus diseños de forma medible.

SOFTWARE EDGE

Permite en pocos minutos visualizar cómo algunas medidas prácticas de ahorro de energía y agua pueden mejorar el rendimiento del edificio.

Certificar un edificio garantiza

Una reducción en los costos operativos del mismo

Un aumento en el valor de la propiedad​

Mejores valores de alquileres​

Mejores condiciones de habitabilidad

Las reducciones en consumos se estiman en los siguientes porcentajes

10%
30%
20%
50%
50%
100%

El proceso de certificación contempla la verificación independiente por parte de un auditor externo y la validación de todo el proceso de revisión.
Cada vez más la sociedad valora los edificios y a las empresas ambientalmente responsables.